martes, 3 de marzo de 2009

Tres días en Bocas sin los tres sujetos que necesito!

Eran las 8 pm y estaba en mi estudio terminando de empacar mi equipo, como siempre todo a ultima hora. Llamo a Bocas del Toro para confirmar con el sujeto de mi historia que estará en efecto en Bocas como acordamos y que todo esta listo. En efecto, esta listo y muy contento de poder ser fotografiado para el New York Times, para quien estoy haciendo este viaje. Salgo del estudio a casa, termino de empacar algo de ropa para un viaje corto de 4 días a Isla Colon. Gerardo Pesantes, un viejo amigo de mis tiempos de músico y quien ahora también esta tratando de hacer de su hobbie fotográfico algo mas, me acompaña. En algún momento entre las 8pm del martes que hable con los chicos de Mondo Taitu en Bocas la noche anterior y el medio día del miércoles cuando apague mi Cel para subir al avión algo paso.

La historia, que trata sobre un grupo de tres jóvenes americanos que decidieron iniciar un pequeño hostal en Bocas del Toro cuando salieron de la universidad, acaba de cambiar. Ya Bocas y luego de instalarnos y dejar parte del equipo y equipaje en un Hotel, llegamos a Mondo Taitu, el tema del articulo, y nos dieron la noticia. El hermano de uno de los tres socios del hotel murió sin previo aviso y los tres salieron a la ciudad de Panamá en un vuelo de emergencia para acompañarlo. Que se puede hacer? Esto es sin duda un caso inesperado y no deseado por nadie, sin duda una emergencia.

Cuando me entero de esto lo primero que hago es darle el pésame de parte mía y del medio al que represento. Decidí que el ambiente no era el mejor y que tenia que reevaluar la situación así que hice un par de fotos del edificio del hostal por fuera y regreso a mi hotel para volver a leer la historia, quizás se pueda hacer algo sin ellos, No, de hecho sin ellos no hay historia, pues es sobre ellos en su trabajo y sus historias personales y el local es importante por ser su primer hotel pero no es lo principal. Ok, estoy en Bocas y mi historia esta en un limbo.

La mañana siguiente, luego de mandar un correo a mi editor en el Times y explicar lo que paso, el coincide conmigo en que sin ellos no hay historia pero ya estamos en la isla así que algo hay que hacer y así se hizo. Me pide que le calculo los gasto de volver regresar y una vez los ve los aprueba y ya entonces es oficial, estas en Bocas has lo que puedas pero “no te mates” que igual vas a tener que regresar.

Que buena oportunidad para hacer stock y descansar algo Decidí trabajar en el ambiente del hostal, los huéspedes, en la vida y cultura de Bocas. Luego de los dos primeros días fue fuertes lluvias todo el día así que realmente solo salieron dos días de trabajo un día de hotel encerrado por la lluvia y medio día entes del aeropuerto.

Esto fue una experiencia interesante pues no sabia como se maneja esto por el Times. Me sentí mal por que los pobres chicos del hostal estaba súper tristes por que pensaron que ya no iban a salir en periódico y recibir esta súper publicidad gratis, pero cuando les dije que regresaríamos todo cambio. Cualquiera pensaría que una historia de viajes sobre tres chicos y un pequeño hostal en Panamá para la sección de viajes de NY Times no seria tan importante pero creo que dadas las circunstancias se tomo esa decisión. Ahora solo me queda regresar en mes a terminar el resto y por que no, hacer aun mas stock.

0 Comentarios: